jueves, 14 de septiembre de 2017

FUNDRAISER FOR AGLUTINADOR



https://www.gofundme.com/Aglutinador

Cuban-American artist Coco Fusco will team up with Cuban artist Sandra Ceballos to create workshops in English that explore cutting edge art trends thriving at the margins of officially sponsored culture in Cuba. Sandra is the founder and director of Aglutinador, Cuba's longest running autonomous art gallery.  The gallery is located in Sandra's modest home in Havana. Since 1994, Aglutinador's has served as a hub for critically engaged artistic activities in Havana.

Artists, arts professionals, students and researchers from around the world will be invited to dialogue with Cuban art historians, critics, curators and artists, visit artists studios and independent art galleries. Participants will also have access to Aglutinador's extensive archives. One of our key goals is to digitize those archives to make them available to researchers everywhere!

For over twenty years, Aglutinador has hosted exhibitions, screenings and performances featuring artists who have been censored, imprisoned, forgotten or denied access to mainstream institutions because they are autodidacts.

We have created this campaign to raise funds  for multi-media equipment, upgrading our communications systems, digitizing archives and producing translations. Aglutinador needs to be bigger and better to get this project  up and running!

Why Support Aglutinador? Aglutinador is Cuba's longest running independent art gallery. Keeping it open and active for more than 24 years is an extraordinary feat in a country where the state maintains a monopoly on cultural management. Dozens of Cuban artists residing on the island as well as in exile, have presented work there. Young Cuban artists who want to test out challenging projects as well as older Cuban artists who have encountered censorship and institutional indifference have sought out the gallery to create memorable exhibits. Internationally known Cuba artists such as Tania Bruguera and Carlos Garaicoa have shown their work there.  Aglutinador has also hosted exhibitions by international artists such as Santiago Sierra, William Cordova and Leslie Hewitt. Fusco and Ceballos  want to offer Aglutinador's history as an educational resource to the world.

Please help us share Aglutinador with Cuban art lovers everywhere!

https://www.gofundme.com/Aglutinador

jueves, 24 de agosto de 2017

ARTISTAS EN EL PURGATORIO @ KAC


ARTISTAS PARTICIPANTES

Adriano Buergo/Adrián Menéndez/Agustín Fernández/Aldo Menéndez/Alonso Mateo/Alejandro Aguilera/Ana Albertina/Ángel Delgado/Antonia Eiriz/Armando Guiller/Armando Mariño/Arturo Cuenca/Carlos R. Cárdenas/Carlos Estévez/Carlos González/Carlos Luna/Carlos Sanjurjo/Clara Reynardus/Consuelo Castañeda/Ciro Quintana/Elsa Mora/Fernando García/Flavio Garciandía/Gay García/Glexis Novoa/Guido Llinás/Gustavo Acosta/Heriberto Mora/Humberto Castro/Ileana Villazón/Ismael G. Peralta/Iván Cañas/Ivonne Ferrer/José Bedia/José Franco/Juan-sí González/Julio Antonio/Luis Cruz Azaceta/Luis Mallo/Magdalena Campos/Maldito Menéndez (Aldito)/Mario Algaze/Mario Almaguer/Mario García Joya/Marta María Pérez/Néstor Arenas/Ofill Echevarria/Pablo Carreño/Pedro Vizcaíno/Rafael López-Ramos/Ramón Grandal/Robaldo Rodríguez/Rogelio López Marin (Gory)/Rubén Mendoza/Rubén Torres Llorca/Sandra Ramos/Sergio Payares/Tomás Esson/William Castellanos/Yovani Bauta.
 

El viernes 22 de septiembre, la galería de arte del Kendall Art Center (KAC) inaugura la exposición titulada Artists in Purgatory/Artistas en el Purgatorio, que exhibe obras de mas de medio centenar de artistas cubanos representados en la colección Jorge Reynardus, quien nació en Panamá, se crío en Cuba y fue un exitoso publicista en New York; enamorado de nuestras artes visuales, fundador y presidente de Alianza de Arte Cubano, una institución creada para ayudar a nuestros valores radicados fuera de la nación sobre todo en Norteamérica. Colección que es parte de un legado familiar, pasión compartida con su esposa Patricia Buttenheim y sus hijos.



La muestra está compuesta sobre todo por artistas que tienen, colgadas en el Museo Nacional de La Habana, obras anteriores a su salida al exterior a partir de 1989, grupo cohesionable por sus aportes en los años 80’s al arte en la isla, que al emigrar se han sentido de alguna manera como en un “limbo” con relación a lo que el arte oficial asume y potencia dentro y fuera de la patria. Hoy en día, un enorme porcentaje de países tratan por cualquier medio de atraer a las figuras que brillan extraterritorialmente sin discriminarlas por factores políticos, que son ajenos al arte, pero ya se sabe, este no es el caso del gobierno cubano; pueblo que sin embargo, desde siempre ha contado con infinidad de artistas que gestaron sus mejores obras en el extranjero.  De ningún modo se trata de una demanda, ni siquiera de una queja, es fundamentalmente el análisis de una realidad, testimonios de un fenómeno en específico y de determinados comportamientos.



Como parte del apoyo para promover la labor de estos creadores en riguroso presente, la Alianza aprovecha la ocasión para lanzar simultáneamente un libro bajo el mismo título de la exposición y publicado por el sello editorial Artium Publishing. El volumen en inglés consta de 346 páginas y 326 reproducciones de obras y diversos materiales visuales históricos, con sendas introducciones de William Kennedy, premio Pulitzer y del propio Jorge Reynardus, además de ensayos de gran interés de importantes críticos, galeristas y especialistas: Aldo Menéndez, Ricardo Pau Llosa, Gerardo Mosquera, Nina Menocal, Dennys Matos, Janet Batet y Silvia Pedraza.



Su editor el conocido artista Aldo Menéndez comparte la Curaduría de esta exposición con Henry Ballate del KAC, contando además con la asistencia de Ivonne Ferrer.

Son muchos los participantes destacados que todavía en la actualidad habitan “ese purgatorio”: José Bedia, Carlos Cárdenas, Rogelio López Marin (Gory), Rubén Torres Llorca, Arturo Cuenca, Humberto Castro, Gustavo Acosta, Carlos Estévez, Ana Albertina, Adriano Buergo, Rubén Mendoza, Ofill Echeverria, Pedro Vizcaíno, Juan-si González, Alejandro Aguilera, Ciro Quintana, Néstor Arenas, Carlos Luna, Rafael López Ramos, entre otros.   



La exposición igual recoge algunos destacados artistas desaparecidos fuera de Cuba, como: Antonia Eiriz, Agustín Fernández, Guido Llinás, Gay García, etc. Y a otros talentos emergentes como su propia hija Clara Reynardus, que igual forman parte de la Colección Jorge Reynardus. Son piezas características de los respectivos estilos personales, de distintas manifestaciones (pintura, grabado, fotografía, escultura, etc.). Prácticamente todas creadas en el “limbo” después de iniciarse este nuevo siglo.



La exposición comenzó su recorrido en Sarasota, Florida, ciudad donde radica Jorge Reynardus. Allí fue expuesta en Selby Gallery, del Ringling College Campus, en diciembre del 2015, siendo titulada entonces Cuban Art / From the Collection of Jorge Reynardus. Solo a su inauguración asistieron cerca de mil personas.
Viernes 22 de septiembre, de 6:00 a 11:00 PM
Kendall Art Center
12063 SW 131st Ave.
Miami, FL 33186 
Telf. 305 778 7739

Portada del libro


Agustín Fernández
Carlos Estévez

Gay García

Ivonne Ferrer

Rafael López-Ramos

 Juan-Sí González

 Adriano Buergo
 
Arturo Cuenca

Carlos Luna

Mario Almaguer

 

viernes, 26 de mayo de 2017

CUBAN ARTISTS: THE PRODIGIOUS DECADE





CUBAN ARTISTS: THE PRODIGIOUS DECADE
A Curated Exhibit with Historic and Recent Artworks from the 80’s Generation.
From June 1 to August 30, 2017
VIP Opening Night on June 1, 2017, by invitation only (Please contact us at alunartfoundation@gmail.com | Subject: Exhibition at Sagamore Hotel)
Presented by BNY WEALTH MANAGEMENT

FOR IMMEDIATE RELEASE

La década prodigiosa: artistas cubanos de la generación de los 80’s
Por Aluna Curatorial Collective (Adriana Herrera y Willy Castellanos)

El hotel Sagamore se complace en anunciar un proyecto curatorial que lleva a una nueva frontera su larga tradición de relación con el arte: una significativa selección de arte cubano centrado en la producción de los artistas de los 80´s, “la Década Prodigiosa”, como la designó el crítico cubano Rufo Caballero. Los curadores de la exhibición La década prodigiosa: artistas cubanos de los 80’s, el Colectivo Aluna (Adriana Herrera y Willy Castellanos) y Sebastian Laboreau, asesor de arte del Sagamore, retomaron este término porque capta la atmósfera de un tiempo crucial en la historia del arte de la isla. La exhibición evoca las rupturas de esa generación, fundacionales para el surgimiento de un “Nuevo arte cubano” –que inspiró el título del conocido libro de Luis Camnitzer-, y a la vez muestra el vigor de la creación actual de un grupo clave de esos artistas, independientemente del lugar donde se encuentren.

El término la “Década prodigiosa” designó en efecto un período febril de rupturas estéticas que cuestionaban la relación con la institucionalidad, que interrogaban a su manera la función y posibilidades del arte en la sociedad, y que incluso socavaban las narrativas e iconografías del poder político. Los artistas de esa generación díscola recurrieron a estrategias conceptuales, a un retorno a expresiones de ritualidad de la cultura popular asumiendo lo biográfico y subjetivo y desafiando la normatividad oficial de la época, e incluso se lanzaron a acciones lúdicas e imaginativas de creación individual o colectiva que en ocasiones llegaron al desacato. Fue un tiempo romántico en tanto los artistas no tenían en su horizonte la idea del mercado, sino los miles de ojos que seguían los “atrevimientos” de esa generación que cambió la idea sobre el arte que la sociedad cubana necesitaba.

En 1992, once años después de que la teórica y crítica Lucy Lippard se retratara en La Habana con los miembros de la histórica exhibición Volumen I, que marcó el comienzo de esa década icónica, se realizó en El Museo de El Chopo de México, una exhibición también titulada La década prodigiosa. Resistiendo las presiones de la época, esa exhibición tuvo el acierto de incluir no sólo a quienes para entonces vivían ya en México –a donde era posible ir desde la isla y volver- sino también a algunos de los artistas cubanos que a su vez residían en los Estados Unidos.

La década prodigiosa: artistas cubanos de los 80’s en el Hotel Sagamore reúne una selección de obras de diversas épocas de estos artistas que no habían alcanzado la edad de la razón en 1959 o que nacieron apenas pocos años después, y que a través de múltiples modos de ruptura instauraron la contemporaneidad artística en Cuba. Por una parte, la exhibición evoca esa década en la que los artistas trastocaron las fronteras de lo hasta entonces permitido o prohibido en la isla. Pero por otra parte, se ocupa de mostrar la vigencia de su producción actual tanto en Miami como en La Habana, y en otras ciudades del continente o del mundo, a menudo empañada por la nostalgia de una época pasada.

Entre los artistas participantes se encuentran Gustavo Acosta, Alejandro Aguilera, Néstor Arenas, José Bedia, César Beltrán, Adriano Buergo, Consuelo Castañeda, Humberto Castro, Arturo Cuenca, Ana Albertina Delgado, Angel Delgado, Ofill Echevarría, Tomás Esson, José Franco, José Manuel Fors, Flavio Garciandía, Florencio Gelabert, Juan Sí González, Quisqueya Henriquez, Equipo de creación colectiva Hexágono (1982-1985), Rogelio “Gory” López Marín, Rafael López-Ramos, Aldo Damián Menéndez, Glexis Novoa, Marta María Pérez-Bravo, Gustavo Pérez Monzón, Ciro Quintana, Ricardo Rodríguez Brey, Carlos Rodríguez Cárdenas, Lázaro Saavedra, Tomás Sánchez, Leandro Soto, José Angel Toirac y Rubén Torres Llorca entre otros.

Todos fueron los protagonistas de ese arte nuevo, completamente ajeno a las reglas del mercado capitalista, pero creado al tiempo en una tensión –a veces extrema- con las reglas de la misma Revolución que no admitía “nada” afuera de ella. Hoy siguen creando obras que reafirman el valor de sus trayectorias. Y a menudo trabajan ignorando los ritos masivos de un consumo que privilegia el arte cubano contemporáneo sin conocer sus inicios, e incluso, en algunos casos, a espaldas del mismo exotismo con el que se ha revestido particularmente al arte producido en la isla. Esta selección de pioneros del arte contemporáneo cubano del lado de aquí y del lado de allá, permite re-visualizar –volver a ver, como por primera vez- el innegable valor de una generación de creadores que hicieron obras valiosas en el pasado y siguen creando un arte que obedece a sus propias reglas.

----------------------------------------
 
ALUNA ART FOUNDATION is pleased to announce its latest exhibit: Cuban Artists: The Prodigious Decade. This curated project that will take place at the Sagamore Hotel will show-case a significant selection of historic and recent artworks centered in the production of Cuban artists from the 80’s generation, The Prodigious Decade, so named by Cuban art critic Rufo Caballero. This exhibition will carry the Sagamore’s longstanding tradition in the world of art to a new frontier by showing some of the most important Cuban Artists who pioneered Contemporary art in the island.

The curators of the show – Dr. Adriana Herrera and Willy Castellanos from Aluna Curatorial Collective, and Sebastien Laboureau, art advisor at the Sagamore Hotel – appropriated Caballero’s term because it encapsulates the spirit of a time that was crucial to the art history of the island. The exhibit shows this generation of Cuban artists who emerged through a series of ruptures that laid the groundwork for the emergence of New Cuban Art as Luis Camnitzer coined in his reference eponymous book. At the same time, the exhibition will give its audience an idea of how vigorous the work of this key group of Cuban artists was and continues to be, regardless of where they worked from.

The term “Prodigious Decade” is the designation given to a turning point in the history of Cuban Art. It was a time of aesthetic divergences that questioned the relation of the artists with official institutions and interrogated the function and potential of art itself within society. Their artwork served to undermine the narrative and iconography of political power. This wayward generation resorted to conceptual strategies, such as the return to forms of expression extracted from popular culture, the appropriation of international movements, as well as the depiction of local rituality connected to the restoration of the biographical and subjective.

This approach revealed an attitude of defiance against the rhetoric that had been exalting the epic struggle of the Revolution’s heroes, which was dominant at the time. The artists’ ludic and imaginative feats of invention would even, occasionally, approach the contemptuous. It was a romantic time, in which Cuban artists did not need to worry about the market because there was no market in the island; instead, by exploring different forms of autonomy, they strove to create the kind of art that they felt Cuban society needed.

This exhibit brings together a selection of works by artists who were children during the ‘59 revolution, or born a few years after, and who were mostly formed at Instituto Superior de Arte (ISA) school in Havana. But through various forms of aesthetic ruptures, they disrupted the limits of what was permited and prohibited. This generation emerged in tension with what the Revolution’s authorities considered fundamental tenets, for the Revolution sought to forbid anything that might stand opposed to its core values.

Among the participating artists are (in alphabetic order): Gustavo Acosta, Alejandro Aguilera, Néstor Arenas, José Bedia, César Beltrán, Adriano Buergo, Consuelo Castañeda, Humberto Castro, Arturo Cuenca, Ana Albertina Delgado, Angel Delgado, Ofill Echevarría, Tomás Esson, José Franco, José Manuel Fors, Flavio Garciandía, Florencio Gelabert, Juan Sí González, Quisqueya Henríquez, Equipo Hexágono, Rogelio “Gory” López Marín, Rafael López-Ramos, Aldito Menéndez, Glexis Novoa, Marta María Pérez-Bravo, Gustavo Pérez Monzón, Ciro Quintana, Ricardo Rodríguez Brey, Carlos Rodríguez Cárdenas, Lázaro Saavedra, Tomás Sánchez, Leandro Soto, José Angel Toirac, and Rubén Torres Llorca, among others.

Today, those artists continue to create powerful artworks that reaffirm the value of their trajectories. They work in Havana, Miami and other cities without considering the hordes of consumers that flood the island in search of Contemporary Cuban Art but who are unaware of the movement’s genesis and history. Our selection of pioneers within and beyond the island’s shores, allows one to envisage the undeniable courage of a generation of innovators who made and continue to make works of art abiding by no rules but their own.

Contact: Ebony Maclin
Tel: 305.801.7616 // Email: ebony@sagamorehotel.com
For further information, call 305-535-8088 or visit SagamoreHotel.com.
Sagamore Hotel – 1671 Collins Ave – Miami Beach, FL 33138

sábado, 14 de enero de 2017

SERENDIPITY @ ARTIUM GALLERY




ARTIUM Gallery is proud to present Serendipity a two person exhibition by Cuban artists Natasha Perdomo and Rafael López-Ramos, who celebrate this year the 20th anniversary of their first show together in Vancouver, Canada (March) and their wedding there few months latter (October, 1997).

Natasha expresses her inner world from a mystical point of view, through stunning landscapes tangentially inspired on Symbolism and Neo-romanticism, as a contemporary artist who faces a social and emotional context similar to the one that moved the old masters to create their impressive artworks. Her painting focuses on nature to subtly reflect on our chaotic times and will be displayed along several wall sculptures, which will give us a glimpse of her creative work as a silversmith too.

Rafael works gather different elements that have emblematized Cuba throughout its history: realistic renderings of tropical fruits paraphrasing the gaze of Cuban colonial Painting, the Revolution’s propaganda iconography, and the syncretism of Afro-Cuban religious symbols and Catholic images. It all is mixed with typical Americana popular culture characters, and esoteric symbols related to the American political tradition, in a carnivalsque cocktail of dissimilar narratives. His show includes paintings, collages and found-object artifacts.

VIP opening reception: Thursday February 9th, from 6:00 to 9:00 pm
(Exhibition runs from February 9th through March 7th, 2017)

ARTIUM Gallery, 2248 NW 1st Place, Wynwood Art Distric, Miami FL 33127

martes, 3 de enero de 2017

LAS ARTES PLASTICAS: POR LA CALLE DEL MEDIO



El pasado 23 de junio Soledad Cruz publicó un comentario que tomaba como referencia inicial la emisión del programa televisivo Entre Nosotros, dedicada al arte en la calle y las acciones plásticas, para analizar no tanto el programa en sí, como las obras y propuestas a que hacía alusión. Desde un inicio afirmaba que le encanta el arte que polemiza con la realidad, pero que debe hacerlo con los recursos artísticos, dando por sentado que la acción plástica no merece ser considerada parte de tales recursos.
 
Pero va aún más allá al tratar de demostrar la invalidez de ese recurso, alegando el poco esfuerzo técnico –en su sentido tradicionalista académico– que exige al artista la realización de la obra: es este un razonamiento muy similar al que seguían los detractores de Picasso cuando afirmaban que cualquiera podía pintar sus “mamarrachos”. Hoy la obra del maestro está colgada en museos importantes, y para la gente que no va a la esencia de las cosas ello es suficiente prueba de la genialidad del pintor.
La acción plástica es una opción que no exige tanto un público formado artísticamente –factor que se ha llegado a hiperbolizar como limitante de la comunicación– como un público creativo, dispuesto a la actividad lúdicra que presupone este arte. No todas las obras mostradas en el parque de G y 23 eran óptimas en su estructuración del discurso plástico –muchas veces se cometió el error de exponer cuadros, convirtiendo el parque en galería al aire libre– sin embargo, la periodista cita precisamente uno de los ejemplos más logrados, como negativo; aunque su autor no pintó ni dibujó realmente, comunicó al espectador su crítica al uso de la guayabera como símbolo y atributo sublimado de cierta capa social (los funcionarios). Por otro lado preguntaría: ¿es la novedad de una fórmula artística lo que garantiza su validez funcional? ¿es la carta de nacionalidad lo único que la autentiza? ¿para ser original el artista debe inventar un lenguaje privado, de uso exclusivo? De ninguna manera: un concepto artístico puede haber surgido hace 20 años y ser perfectamente funcional en un momento dado, en relación con los intereses del creador y el contenido que pretende expresar.
En otro orden de cosas añadiré que la actual plástica cubana es una activa síntesis del arsenal artístico contemporáneo, sin extrapolaciones mecánicas ni mimetismo y que, precisamente ahora, la plástica se ha vuelto por completo hacia la realidad nacional –aunque no recurra a la representación de paisajes con palmas, guajiros con sombreros de yarey o mulatas exuberantes– lo cubano contemporáneo ya no es sólo eso y me atrevería a decir que es fundamentalmente otra cosa, en tanto el carácter nacional evoluciona, fluye y se enriquece constantemente.
Otra de las cuestiones aludidas por la periodista me hace pensar que tuvo noticias muy poco fidedignas de lo acontecido en el parque, pues durante la semana que duró la actividad, allí nadie se exhibió desnudo ni orinó en presencia de los demás; afirmaciones sumamente irresponsables, dado el criterio negativo que puede formar en aquellos espectadores que sólo asistieron un día o no pudieron hacerlo. Ello, más que una crítica al arte, parece un boicot.
Resumiendo, Soledad Cruz recaba a “los verdaderos artistas plásticos” –al parecer considera a estos del parque como una especie de saltimbanquis o algo similar– que “hagan propuestas artísticamente revolucionarias de arte en la calle”. Y sucede que la idea del arte en la calle es en sí misma, intrínsecamente, revolucionadora del concepto artístico, máxime esta manera en que lo asumen hoy tales creadores, superando con creces las expectativas elementales de otras experiencias que buscaban una finalidad, no ya lúdicra, sino más bien de distracción, como fue el caso de la actividad celebrada en otro parque del Vedado durante la II Bienal de La Habana.
El arte, a diferencia de la ciencia o la economía, es difícil de planificar o controlar estrechamente y sus avatares dependen en gran medida de los del medio en que se desenvuelve el artista. Es por ello que analizar esta experiencia en forma chata y fenomenológica, sería negar de plano su valor y vetar una opción donde lo artístico y lo sociológico se complementan y condicionan de manera esencial.
Rafael López-Ramos
Publicado en el diario Juventud Rebelde, La Habana, 29 de junio de 1988, p.9.

martes, 20 de septiembre de 2016

SYZYGY @ MOCA North Miami


Sandra Ramos, Narcisus, 2012, etching, 50 x 100 cm.


syz·y·gy

ˈsizijē/
noun
• a conjunction or opposition, especially of the moon with the sun.
• a pair of connected or corresponding things.

Drawing from Jungian psychology, SYZYGY unites 10 Miami-based Hispanic women artists whose work explores themes of identity, sexuality, power and spirituality. Each piece articulates a confrontation or engagement with the anima, animus and collective unconscious.

Curated by Tiffany Madera

OPENING RECEPTION:
Thursday, October 6, 2016 | 6-9pm
Open to the public | Admission: $10
Free for MOCA members and NoMi residents


ARTISTS

Barbara Bollini Roca
Nereida Garcia Ferraz
Griselle Gaudnik
Laura Luna
Charo Oquet
Natasha Perdomo B
Sandra Ramos Lorenzo
Beatriz Ricco
Alessandra Santos
Nina Surel






FEATURING:

 
DJ MUSICAT

Performance by Charo Oquet: Secrets or Little Known Saints – From Boukman to Maria Sabina

Reading by Mia Leonin


SPONSORS

Syzygy is part of the City of North Miami’s Hispanic Heritage Month celebrations. Satellite exhibitions can be viewed at the North Miami Public Library and The City of North Miami City Hall, 2nd Floor.

The Ware Foundation
Punch Miami
Zamaca
The City of North Miami