domingo, 18 de julio de 2010

Del wild WEST al WestCHESTER

El Dr. Arturo Mosquera es un coleccionista de arte contemporáneo devenido también activista y promotor cultural, trabajo que comenzó primero en el vestíbulo de su gabinete dental y luego en una casita anexa que pintó de azul (Big Country Blue) y llamó Farside Gallery, en aparente homenaje a la antológica historieta de Gary Larson. Este espacio ha funcionado, de hecho, como una especie de interface que permite conectarse y comunicarse a diversos artistas cubanos, latino-americanos y americanos que forman parte de la comunidad artística de Miami.

Buen ejemplo de esta interconexión es la muestra Big SkyWest(chester) que reunió obras de Ahmed Gómez, Robert McKnight, Jorge Pantoja, Raúl Perdomo y Tracey Snelling en torno a una bella metáfora que parte del color azul de la galería muy cercano al profundo azul que predomina en el cielo del oeste de los Estados Unidos y la tremenda carga simbólica de la región como terreno de libertad, oportunidades, peligro, audacia y fotogenia cinematográfica, al forjar un género que ha mostrado persistencia en el tiempo e influencia internacional (como prueba la obra del director italiano Sergio Leone), o reencarnando en nuevas concepciones locales como Brokeback Mountain (2005), que introdujo al género problemáticas contemporáneas que insuflan ironía y paradojas al personaje del vaquero.

El imaginario del Western se ha proyectado en el inconsciente colectivo como un epitome de la identidad estadounidense que, supuestamente, encarna todos los defectos y virtudes del cowboy, rasgos que abarcan desde el amor por los grandes espacios, carácter independiente, libérrimo y autosuficiente, hasta el inveterado apego a las armas, una aficción que llega a veces a extremos como fusiles de asalto y armas autómaticas de gran calibre, cuya posesión fue prohibida por la administración Clinton tras la tragedia de Columbine (Colorado), pero esta ley caducó en el 2004 y no fue renovada por George W. Bush, volviendo a ser legales automáticamente.

Cowboy Smith, 2006
Óleo / lino, 26" x 50"

Las tres pinturas de Ahmed Gómez recrean ese estereotipo del vaquero armado y belicoso, mediante un diálogo entre los códigos visuales de la historieta gráfica y los códigos de la Pintura -específicamente los aportados por vanguardias modernistas de principios del S. XX como el Constructivismo-, diálogo y contraposición que virtualmente producen una especie de Brokeback Mountain pictórico.

Bluebonnet, 2010
azulejos de vidrio 3/4" sobre concreto y alambre, 28" x 16" x 12"

Robert McKnight camina una línea fronteriza entre la abstracción y la representación con su escultura Bluebonnet cuyo fino diseño alude y homenajea a los primeros colonos del oeste cuyas esposas cubrían sus cabezas con estos gorros para protegerse del polvo y el sol, pero tanbién refiere a la flor oficial del Estado de Texas, con sus pétalos en similar posición.

Like A Real Rock, 2009
Grafito, lápices de color, tinta, pastel y acrílico / papel, 11" x 14"

La pieza de Jorge Pantoja Like a Real Rock se inspira en el filme Three Women (1977), de Robert Altman, y se inscribe en la línea más reciente de su trabajo que se centra en la memoria cinematográfica a manera de flashazos visuales que perviven en su mente y llegan a sus manos como una síntesis onírica, esa simplificación con que los ojos de nuestro subconsciente leen las imágenes en sueños.


Space Cowboy, 2003
Óleo / lienzo, 79" x 60"

El Space Cowboy de Raúl Perdomo es una pintura abstracta que celebra un contenido tan concreto como la exploración del espacio sideral, específicamente el lanzamiento del transbordador Columbia en el 2002 con la misión de reparar el telescopio Hubble. Con una pintura que quiere representar la abstracción -y valga el contrasentido- del universo conocido y por conocer, Perdomo lleva la "actitud cowboy", de los desiertos y praderas del oeste al espacio extraterrestre.

Crossroads/Badlands, 2006
Madera, inkjet prints, plástico, pintura, luces, pantallas lcd, reproductores de video, transformador.
24" x 24" x 20"

Las piezas de Tracey Snelling son también muy cinematográficas, más allá de los dos videos proyectados en Crossroads/Badlands. Hay algo de set fílmico en sus construcciones tridimensionales que parecen querer subrayar la ficción de los decorados y props de cartón piedra de que se han valido las producciones de Hollywood antes de la era digital. Sus dos obras encarnan ejemplarmente el espíritu de la exposición, mientras la pieza Go West insta a moverse en el sentido opuesto al del show que va del Wild West al Westchester de Miami -pasando por huecos negros.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Rafael, muy buena cronica.

R.L.R. dijo...

Gracias a ti, me alegra te guste.

Anónimo dijo...

Todo el mundo quiere ser Cowboys, beber cerveza, pelearse aunque no sea precisamente a tiros, identificarse con los tipos duros, fornidos y bellos de las películas; pero nadie admite ser indio. Olvidan a los nativos, que fueron los primeros que estuvieron en estas tierras y que tenían una sabiduría natural.

A.T. dijo...

RLR: Ví la muestra y tu aporte enriquece mi experiencia.

R.L.R. dijo...

Anónimo, eso me recuerda la frase polpular "Estás con los indios o con los cowboys".

AT, me alegra que así sea. Gracias por visitar.

RI dijo...

Buen show, cohesivo. Me gustaron mucho las piezas de Tracey Snelling por cinematogrAficas y miniaturas.

"Hay algo de set fílmico en sus construcciones tridimensionales que parecen querer subrayar la ficción de los decorados y props de cartón piedra de que se han valido las producciones de Hollywood antes de la era digital. Sus dos obras encarnan ejemplarmente el espíritu de la exposición, mientras la pieza Go West insta a moverse en el sentido opuesto al del show que va del Wild West al Westchester de Miami -pasando por huecos negros."

Bien dicho Rafa.

JR dijo...

Buena reseña, Rafa. Nada de "ita". Suficiente y eficiente. Lo único que me desconcierta es la viñeta de pistoleros del tal Mahmed. ¿Era obligatorio hablar de eso?

R.L.R. dijo...

RosIn, a mi también me gustaron mucho, gracias.

Gracias Jesu, elogio con altura.
Me temo que tú y este pintor van a terminar paseando por Lincoln Road, cogiditos de la mano vestidos de vaquero.

J-Sí dijo...

Hey! Bro…me cogió la confronta y por eso llegué tarde a la cita. Lindo poder tallar ayer.
Interesante proyecto, me gusta mucho la idea… desde acá parece muy buen show. Excelente tu reseña!! Te deja con los deseos de ir a verlo de inmediato. Estoy de plenamente de acuerdo con lo que apunta la RI y el JR.

Abrazo desde el Midwest

R.L.R. dijo...

J-Si que felicidad tener a todos los amigos virtualmente reunidos en este jardincito otra vez. Hasta tú has llegado cabalgando desde el Midwest en tu potro Macintosh.
Otro abrazo desde Little Havana.