lunes, 14 de abril de 2008

SOBRE EL PANEL CUBAN ART TODAY

Esta iniciativa del College of Arts and Sciences de Miami University y la gestión curatorial de Elizabeth Cerejido y Lilliam Manzur, han resultado magníficas y perfectibles, como todo primer paso o primeros balbuceos de un bebé –imagen simple y rápida del diálogo sobre y con nosotros mismos que parece haber comenzado.
Fue estimulante el análisis ofrecido por Rachel Weiss sobre los conceptos museológicos aplicados por el Museo Nacional de Bellas Artes a su colección de arte cubano de los 80, y su cuestionamiento de la peculiar edición que del arte de esa década han efectuado. Por cierto, la profesora Weiss recientemente publicó un extenso y bien documentado ensayo sobre el arte del performance cubano de finales de los 80, en el libro Collectivism After Modernism, editado por Blake Stimson y Gregory Sholette (University of Minnesota Press, 2007).
La presentación de Tonel incluyó la proyección de dos videos de arte (por Manuel Piña y Felipe Dulzaides respectivamente) y la promoción de otras obras y autores pertenecientes en su mayoría a la colección de la Galería Helen Belkin de la Universidad de British Columbia, o de alguna manera asociados a esta, como el canadiense Stan Douglas, con su film (y la serie fotográfica que le acompaña) Inconsolable Memories, realizados en Cuba e inspirado en el Memorias del subdesarrollo de Alea, que fueron exhibidos entre enero y marzo del 2006 en dicha institución universitaria.
La exposición de Gerardo Mosquera, amena e informativa para aquellos no familiarizados con la evolución actual de algunos artistas de los 80 y 90 o con los nombres emergentes en el nuevo milenio, una generación que aun no ha sido etiquetada con ninguna denominación temporal, según subrayó el crítico y curador. El profesor Juan Martínez nos propinó una intervención que concatenaba nombres de artistas cubanos y cubano-americanos con el de instituciones y museos locales en secuencia que, por momentos, podía confundirse con un reporte del departamento de asuntos culturales de la ciudad. Su cobertura temática de este lado de la historia que le tocó abordar (los ángeles rebeldes expulsados o auto exilados del paraíso utopista), de alguna manera encarnó esa levedad que nos es conocida a quienes escogimos la atomización, el riesgo y la libertad diaspóricas. El tema fue rozado tangencialmente en el breve debate que siguió a las ponencias (lamentablemente fue corto el tiempo que quedó) que se centró mayormente en tratar de demostrar o negar el supuesto encierro del arte cubano en “el ghetto de Miami”. Sin embargo, un hecho esencial fue obviado por todos los que terciaron en la discusión: nada se puede comparar a la promoción o el veto provenientes de una poderosa maquinaria como la puesta en marcha por el gobierno cubano en función de los artistas de los 90, con que llenaron atropelladamente el vacío dejado por la generación anterior. El análisis sin cortapisas de esos detalles del pasado y el presente nos podría ser útil para entender, y quizás prefigurar, el futuro.

15 comentarios:

machetico dijo...

Las pastillas para el vómito, las dieron antes o al final?

López-Ramos dijo...

Mache, debo decirte que no hubo vómitos. Sólo abrazos y besos rusos.

Anónimo dijo...

Vaya asi que levantaron la veda a los anónimos........pues aprovecho para decir que lo mas digno del exilio artistico cubano no asistio a esa reunionsita de mierda porque para hablar mierda nos vamos al parque del dominó, verguenza les debe dar esa besadera de culo con esos personajes

Portocar Rero

López-Ramos dijo...

Sí, quitamos la veda a los anónimos y además, sus exaltados comentarios ya no están siendo moderados, siguiendo sugerencia de un amigo. Pero OJO, toda muela excesivamente bizca será borrada.

alfalfa dijo...

Hey L-R you have a sense of humor! es mejor un beso Ruso que French, I mean al menos fue sin lengua!
Pero en serio, creo que fuera mucho mejor que hubieran atendido el panel y discutir sus puntos abiertamente. That's what democracy is all about.

Anónimo dijo...

Hola, me enteré en Penultimos dias. Parece que estuvo bastante monotono el panel ese, debe ser que no asistieron los exiliados historicos de Bolumenuno y sus coetaneos, segun me contaron.
Saludos desde B.As

El Zorro

López-Ramos dijo...

Alfa, tú también tienes buen sentido del humor. Realmente no se llegó al intercambio de besos franceses.
También creo que hubiera sido interesante oír el criterio de los que no estaban de acuerdo con aquello, pero lo cierto es que están en su derecho de expresarlo no asistiendo. Eso también es democracia.

El Zorro, usted no cambia, ni siquiera por el contacto con ciudad tan formal y europeizante. Cómo van esa genificación literaria y esas clases de salsa?

A.T. dijo...

"hubo besos rusos".

Apretaste.

Anónimo dijo...

DEJEN YA EL ANALISIS DE LA METATRANCA OCHENTOSA Y PONGANSE PARA ESTO QUE ESTAMOS EN EL SIGLO XXI Y HAY QUE PAGAR LOS BILES

López-Ramos dijo...

Gracias A.T. por la visita y el comentario.

J-Sí dijo...

Rafael, me es muy difícil hacer un comentario sin haber estado presente. Pero he estado al tanto por amigos y he leído casi todo lo que se ha publicado al respecto. Todos coinciden en que fue una buena iniciativa por parte de Elizabeth y Manzur, un buen comienzo para Miami. Me pregunto, ¿Un buen comienzo de que?
Por otro lado muchos argumentan y se quejan de que fue aburrido y que no hubo ese tan esperado debate, sino largas ponencias académicas que no dejaron espacio para la discusión, con la excepción de los atinados comentarios de Rachel Weiss,

Hasta cuando seguiremos asumiendo ese estigma y cargando con ese complejo o cruz de sentirnos excluidos de la historia, marginales y expatriados del reconocimiento institucional de la isla y sus comisarios. Hasta cuando con esa mentalidad de castigados siberianos o esa practica devocional de discípulos ante los pies del gurú. Hasta cuando seguiremos esperando por la legitimación de quienes representaron y siguen representando desde el cabildeo personal, los intereses que nos obligaron a dejar ese ayuntamiento o cabildo nacional, llamado Cuba. Acaso Mosquera y Tonel no han actuado, legitimado y escrito siempre desde una ghetto-agenda. Acaso Cuba no es una ghetto-nación. Por qué creen que todo ese volumen de artistas que antes fueran legitimados y que ahora viven en Miami, no estaban presentes esa noche en el Cuban Art Today. Es muy sencillo, una vez que abandonaron la obstinada patria, fueron excomulgados por el GM y su ghetto-agenda-nación.
Por qué no había dos panelistas cubanos que viven fuera de Cuba. Intelectuales, curadores y comunicadores polémicos con suficiente bagaje teórico, como son los casos de Alfredo Triff, Iván de la Nuez, Alejandro Ríos, Juan Abreu y otros, que han sido testigos por años del acontecer y evolución del arte cubano en Miami y que han defendido sus convicciones dentro y fuera de Cuba, pese a los problemas que ello le implicara.

FTA = Fun + traveling + aventure

López-Ramos dijo...

J-Sí muy buen y sentido comentario, aún sin haber estado presente.
De las múltiples preguntas que lanzas al aire sólo me atreveré a contestar una desde mi muy personal punto de vista, porque no estoy en la mente de nadie ni tengo habilidades telepáticas.

Veo este paso como un posible comienzo de un diálogo con nosotros mismos, como un primer paso para poder escapar de esas platónicas "sombras de la caverna" que parecen haber estado acosando nuestra conciencia por demasiado tiempo. Esa necesidad de reaccionar contra algo, esa enorme capacidad que tenemos de ser azuzados contra algo y de hacerlo siempre en bloque, como marchando, mirando con la esquina del ojo a los demás para ver si estamos a tono con la mayoría, eso broder, tristemente, es muy cubano. Y se practica en nuestro querido archipiélago y fuera de él, donde quiera que lleguemos y hayan más de 2 paisanos. Para mí fue muy triste cuando vine de Canadá por primera vez a esta ciudad a presentar el libro Ojo, Pinta de Raúl Rivero, que estaba entonces en Cuba y no lo dejaban salir. En el público no había ni uno solo de nuestros queridos colegas de los 80.
Pero volviendo al tema que nos ocupa, cada cual es muy libre de expresar su desacuerdo con un evento o una persona no asistiendo a él, como le decía a Alfalfa.

En fin, que me parece más interesante enfocarme en el futuro que en el pasado y, aunque el tema de este blog parezca contradecirme, una cosa es vivir en el pasado y otra bien diferente tratar de establecer los hechos del pasado, de cara al futuro.

J-Sí dijo...

Rafa, no quise ser cínico u ofender a nadie cuando preguntaba ¿Un buen comienzo de qué? Solo quería saber en que sentido. Yo coincido en que fue una propuesta saludable por parte de Elizabeth como curadora. Para mi toda propuesta de intercambio, de apertura y debate en pro de la inclusión, es positiva y la aplaudo. Yo coincido contigo en ver ese paso como un posible comienzo de un diálogo con nosotros mismos.
Hacía la pregunta porque me resisto a creer que a partir de una visita, un evento elitista y un debate que no se dio, se establezca una pauta y se de por sentado un antes y un después de. Yo creo que Miami comenzó hace mucho rato y que se ha ido hilvanando por años, en el día a día y sin que nos hayamos dado cuenta. Un Miami que cada vez mas apunta y se manifiesta hacia una plataforma cultural y humana muy particular. Un Miami que lejos de anquilosarse, se ha ido convirtiendo en una ciudad cada vez mas amplia, diversa e inclusiva.
El Miami de hoy no es el Miami que yo dejé en 1998. Después de 10 años regresé precisamente con una invitación de Elizabeth para exhibir en el Frost Museum y tengo que reconocer que era otro contexto. Esa visita cambio mi prejuicio, mi generalizada y resentida visión que yo tenía de Miami y con dolor tuve que reconocer y dar gracias a un sin numero de personas que en vez de marcharse continuaron arando, creando, haciendo, proponiendo y empujando para acabar con ese estigma de ghetto-cubano tan generalizado y cacareado fuera de Miami. Hoy siento que mi lugar está allí y estoy haciendo todo lo posible por regresar y no perderme ese futuro que tu aludes.

Hoy salió en TuMiami Blog un lindo comentario que se titula:
León Ichaso sobre Miami (notas para una futura entrevista) yo apuntaría (notas para un futuro debate)

Se los recomiendo.

López-Ramos dijo...

J-sí, hermano, creo que el significado profundo de ese "primer paso" sería hacia cobrar conciencia de lo dañados que estamos, no sólo como generación artística, sino como nación. Somos parte de una nación enferma -aun cuando vivamos en el exilio, la diáspora o como queramos llamarlo y aun cuando algunos se hayan logrado reinsertar más o menos en la mecánica cultural y las instituciones de este país- no logramos superar ese daño ni elevarnos por encima de nuestros propios prejuicios, que de alguna manera explica el prejuicio que provoca ese ideologema estereotipado que es el ser "cubano de Miami".

Es cierto que esta ciudad ha evolucionado muchísimo, en el terreno cultural, gracias a Art Basel y al aire fresco que han traído los nuevos espacios de Wynwood. En el terreno de la salud mental, gracias a la renovación biológica y sabia que trae consigo el tiempo. La mejor prueba de ello es esta presencia pública de Mosquera, sin que nadie amenazara con volarlo en pedazos, como ocurrió penosamente a mediados de los 90. Por supuesto, no creo que la visita per se genere algo tan extraordinario como para marcar un antes y un después, (en el contexto de un evento elitista y un debate que no se dio, como bien dices) pero le veo un valor simbólico tan alto como tu misma presentación en FIU con una pieza de temática tan controversial para la media del personal local cubiche.

Ojalá puedas regresar pronto.
Un abrazo.

A.T. dijo...

ideologema estereotipado

voy en pesca de ideas...