viernes, 2 de mayo de 2008

(El imperio de) LA MATERIA (contra)ATACA

(Un trailer de película)

Airplane, Acrílico/cartulina, 41” x 25”, 2004

El arte de Pedro Vizcaíno traza una parábola en el tiempo y el espacio que abarca una extensión de 20 años y 90 millas. Este inició esa parábola al salir disparado de un punto titulado Te buscan los funcionarios en la esquina habanera de Luz y Oficios, pasó por la Ciudad de México y aterrizó de pie en este otro punto, con sabor a filme de ciencia ficción, que se denomina La materia atacaMatter Attacks. Un tiro parabólico que fue disparado desde el materialismo histórico y cayó sobre el materialismo consumista como una lluvia de caramelos de piñata que descienden lentamente en coloridos paracaídas, tomados de las manos en una aérea rueda-rueda de pan y canela. Aunque también a veces es all the way around o viceversa. Tirando desde el materialismo consumista al materialismo dialéctico, y aquí el disparo desciende como un buche de ron esparcido con fe de Ocha sobre las ruinas de Centro Habana.

El espacio interior de esa parábola cobija, como una sombrilla, la tradición del graffitti callejero (en la que Pedro se inició desde mediados de los 80 con el grupo Arte Calle), el Pop Art, el dibujo infantil, el arte outsider y toda la cultura (alta y baja) acumulada por la humanidad, filtrada y mezclada en la justa proporción con una cultura urbana, contemporánea y globalista. Con la suma de estos ingredientes Vizcaíno se inventa un reino de objetos que dejan de ser inanimados para cobrar su propia “ánima”, un alma generalmente taimada y violenta. Un repertorio iconológico en que la máquina no sólo adquiere primacía sobre el hombre, sino que llega a suplantarlo, al fundirse con él. Aviones, tanques de guerra, taxis y ametralladoras antropomorfos. O debemos decir gente convertida en objetos, mediante proceso kafkiano que transforma al militar y al pandillero en su propia máquina de matar.

Pero la materia espuria que centra el imaginario de esta serie tiene aun otro nivel más de lectura, esta vez estético. El que refiere al materismo propiamente plástico que mana de los materiales heteróclitos a que recurre el artista para armar estos entes erizados de color, texturas y volúmenes. Un cruce perfecto entre Tapies, Duchamp y Basquiat. Una confabulación entre el reciclado envoltorio del objeto –que, como mascarilla mortuoria, perpetúa su forma exterior–, la textura y color natural del cartón, y el violento y colorido esgrafiado de oil stick, que todo lo integra y unifica, como el a(glue)tinante que organiza al crimen en banda no musical.

No deje de ver La materia ataca, próximamente, en el cine de su barrio.

Matter Attacks se inaugura este sábado 3 de mayo en Farside Gallery, 1305 Galloway Rd., (87th Ave.), Miami. Dirigida por Pedro Vizcaíno y producida por Ricardo Pau-Llosa.



Video: Pedro Portal/el Nuevo Herald

7 comentarios:

López-Ramos dijo...

Hoy Iván de la Nuez publica en El País una crónica sobre la Bienal de Berlín
http://www.elpais.com/articulo/arte/Eclipse/Berlin/elpepuculbab/20080503elpbabart_4/Tes/

Hoy también publican algo sobre el grafitero Banksy y su proyecto con grafiteros de todo el mundo para realizar una exposición en el túnel que une el Reino Unido con el continente
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Banksy/alegra/Eurotunel/elpepucul/20080503elpepucul_2/Tes

Isis dijo...

Hola, López-Ramos, felicidades por este blogazo. Y muy bueno este post.

López-Ramos dijo...

Gracias Isis. Gran honor que me haces. Bienvenida al jardín. Pasa de vez en cuando y nos tomamos un cafecito en el viejo banco de roble, bajo la enredadera.

A.T. dijo...

Buen post Rafael. No me pude llegar. Pero me doy una vuelta esta semana.

López-Ramos dijo...

Gracias AT. Es un lindo show, pasa cuando tengas un chance.

machetico dijo...

Siquiatría on canvas.

Anónimo dijo...

Gracias a todos los que fueron y los que no fueron....

Nina Haguen